En muchas ocasiones nos encontramos con personas, cómo tú y cómo yo, que vienen a nuestro despacho explicándonos que la policía les está acusando de un Delito de Denuncia Falsa por haber denunciado, en teoría, falsamente el robo del DNI, o del teléfono móvil. También nos encontramos con algunas personas que denuncian que han sufrido un robo para cobrar del seguro. Sea cierto o no, te están acusando de un delito y no sabes qué puedes hacer…

Primera clave: La declaración ante la Policía. ¿Presentaste una denuncia y ahora te llaman a declarar de nuevo? Es posible que estén investigando si has mentido y quieran despejar dudas. Para ello te citarán en la comisaría. La policía normalmente te presionará y, en ocasiones, te dirán que tienen alguna prueba (imágenes u otras pruebas) de los hechos donde se comprueba que has mentido (te lo podrán decir sea, o no, cierto) para que te vengas abajo y reconozcas los hechos.

Si lo reconociste, ya cuentan con una prueba fundamental para acusarte, como es tu propia declaración. En otro caso, aunque no lo reconozcas, si te consideran culpable, es posible que continúen las investigaciones. En ambos casos la policía enviará la documentación al Juzgado ¿Qué ocurre después?

Segunda clave: La declaración en el Juzgado. Allí, nuevamente, te interrogarán sobre lo ocurrido. Pero tu abogado podrá examinar todas las pruebas que la policía ha encontrado para acusarte y evaluará si con ellas se te puede condenar, o no. En estos asuntos, los abogados nos encontramos en multitud de ocasiones con que la policía solamente cuenta con algunas contradicciones en lo que dijiste o con alguna otra prueba de poco peso. Sea como sea, mi recomendación es que sigas las pautas que te da el abogado ya que, dependiendo de tus circunstancias, escogerá la mejor alternativa para tu caso. Es posible que te recomiende que te reafirmes en lo que ya dijiste en la policía o que aclares algunas cosas. También es posible incluso que, si eres culpable y así lo reconoces, y se cumplen otros requisitos legales, te convenga declararte culpable para que pueda solicitarse el cambio del procedimiento a uno llamado “juicio rápido” y puedas beneficiarte de una importante rebaja de la pena.

Tercera clave: Después de la declaración. Dependiendo de las pruebas que existan y del tipo de procedimiento judicial, tu abogado puede adoptar varias soluciones. Una que aplicamos mucho en el despacho, para el caso de que solamente exista tu palabra contra la acusación de la policía, es la de solicitar el cierre del expediente judicial, mediante la presentación de uno o varios informes al Juez en los que le detallamos la falta de pruebas y de argumentos jurídicos para que continúe el proceso.

¿Te quedan dudas? Seguro que podemos ayudarte. Contacta con nosotros en el 955 290 180 o en info@penaltech.com. ¡Estaremos encantados de atenderte!

Abrir chat