Cada vez son más las personas que, sin tener nada que ver con el mundo de los Juzgados y los delitos, se encuentran de golpe y porrazo siendo acusados por varios (o muchos) delitos de estafas por internet ¿Es este tu caso?

Si fuera tu caso, sigue leyendo. En este post vamos a darte algunos consejos que te podrán servir de mucho en unas circunstancias tan complicadas.

Vamos a ello!

ÍNDICE DE CONTENIDOS

  1. ¿Cómo he llegado a esto?
  2. ¿Qué puede pasarme? 
  3. ¿Cómo puedo arreglar este lío? 

1. ¿Cómo he llegado a esto?

Seguro que si estás en esta situación, casi que no te lo puedes creer… Que a uno lo denuncien, casi de un día a otro supuestamente por haber cometido varias estafas por internet, es difícil de digerir…

Tristemente, cada día son más las personas que se encuentran en esta situación y en otras parecidas, en las que son acusadas de un delito y son inocentes.

Este es el motivo por el que hace un tiempo preparamos el post ¿Qué pasa si me denuncian sin pruebas? 5 claves (para empezar! 😉 a defenderte de la mejor forma.

También es por este motivo por el que hemos redactado el que ahora estás leyendo, para el caso de que te acusen de haber cometido estafas por internet y te estén acusando injustamente.

Estafas por internet. 80% de los delitos en la red

Está claro que el uso de las nuevas tecnologías ha traído cosas maravillosas y nos hace la vida más cómoda y sencilla,.. No hay duda. Los que ya tenemos algunas canas (no muchas, eh?!) casi ni imaginábamos esta situación hace unos años.

Pero tampoco imaginábamos que este uso tan común de las nuevas tecnologías podría dar lugar a que se comentieran muchas de estas estafas por internet de las que te voy a hablar y otros muchos delitos como, por ejemplo, los que te detallo en el post 6 claves para defenderte si te acusan de amenazas por Whatsapp o Facebook u otros muchos.

Hasta hace no mucho lo normal era que una persona cometía un delito y, en algunas ocasiones, había una víctima que sufría las consecuencias. Por tanto, había una persona que cometía el delito y otra que lo sufría.

Ahora, cada vez más, nos encontramos también con una situación distinta… Una persona que comete un delito, otra que sufre las consecuencias, y una tercera que, sin comerlo ni beberlo, sin tener nada que ver ni con una, ni con la otra, se ve siendo acusada por algo que no ha hecho.

Estas personas suelen cumplir algunas (o muchas) de las circunstancias que a continuación te detallo:

  1. Personas que nunca han tenido nada que ver con la Justicia o, si lo han tenido, ha sido algo muy puntual.
  2. Que hacen uso de su teléfono móvil, o de su ordenador, de forma habitual.
  3. Que han visto una oportunidad por internet y querían aprovecharla (ahora te voy a poner algunos ejemplos para que me entiendas bien).
  4. Que, de un día a otro, empiezan a recibir notificaciones de distintos juzgados.
  5. Que las acusaciones vienen de juzgados de lugares muy diferentes de toda España (o del juzgado de su localidad, pero referidos a juicios que se tramitan en otros lugares).
  6. Que, a través de esas cartas recibidas del Juzgado, se les informa que están siendo acusadas por un delito.
  7. Que no han cometido el delito del que se les acusa ni entienden de qué va esto.

Para que me entiendas bien te voy a poner algunos ejemplos, todos reales, de distintas situaciones de estafas por internet:

1. Caso de Luis. Milanuncios.

Luis, de Málaga capital, llegó al despacho después de haber recibido una carta de un juicio en Torrejón de Ardoz (Madrid) en el que lo citaban para acudir a juicio el pasado 23 de noviembre.

Luis nos llamó porque había leído el post ¿Qué hago si recibo una carta del Juzgado? y cómo había leído en algún sitio que trabajamos en todo el territorio nacional, quería que le aconsejáramos y viéramos si podíamos echarle un cable.

Luis estaba sorprendido de haber recibido esta carta del Juzgado porque nunca había cometido ningún delito y no entendía porque se le citaba para acudir a juicio cuando él no había hecho nada, ni estafas por internet, ni nada de nada…

Después de pedir la copia del expediente judicial y sentarnos con él para analizarlo, Luis juraba y perjuraba que nunca había engañado a nadie y, el delito del que se le acusaba de estafas por internet, era absolutamente falso.

En su caso, se le acusaba de haber engañado a otra persona por una supuesta venta de un televisor de 40 pulgadas que, según decía la denuncia, ofrecía Luis a través de un anuncio de milanuncios.com.

La persona engañada había contactado con Luis, según seguía diciendo en la denuncia, a través del chat que hay en milanuncios. Hablaron varios días sobre las caraterísticas del televisor, de sus condiciones, e incluso de la forma de pago y entrega.

En dichas conversaciones supuestamente Luis le entregó una copia de su DNI para que el comprador se quedara tranquilo de que era una persona en la que podía confiar.

Como forma de pago, continúa la denuncia, las partes acordaron que se abonaba la mitad en ese momento y, cuando recibiera el paquete con el televisor a través de mensajería y viera que todo estaba correcto, ya pagaba la otra mitad.

El denunciante pagó la mitad del televisor y, tras esto, nunca recibió la tele, ni tampoco supo más del vendedor que, como decimos, en teoría era Luis.

Resulta que unos meses antes Luis sí se había puesto en contacto con un vendedor de milanuncios que vendía un ordenador portátil de Apple (un Macbook) a un precio y con unas condiciones inmejorables…

Durante las conversaciones a través del Chat Luis y el vendedor se intercambiaron los carnet de identidad. Luis entendió que el carnet de identidad que se le había entregado era, efectivamente, el del vendedor sin pensar más en ello.

Al final Luis no llegó a ningún acuerdo con el vendedor ya que, después de hacerle varias preguntas el vendedor y pedirle que se vieran para comprobar el estado del artículo antes de la compra, este desapareció sin más y nunca más se supo de él…

A Luis le habían suplantado la identidad…

Estafas por internet. Suplantación de identidad

2. El caso de Amelia de Madrid. Recepción y venta de teléfonos móviles.

Amelia es una chica desempleada desde hace bastante tiempo.

Amelia miraba continuamente anuncios a través de Facebook para encontrar trabajo.

Un día recibió un anuncio en el que se le informaba de la posibilidad de obtener dinero fácil y rápido.

Amelia solicitó información a través de un formulario de contacto y se pusieron en contacto con ella a través de WhatsApp.

La persona que contactaba con ella lo hacía desde un país extranjero con un número un poco raro.

Esta persona le comentaba que tenía un negocio de compraventa de teléfonos móviles y que continuamente recibía terminales para después venderlos en tiendas de segunda mano.

Esta persona le indicó a Amelia que tenía en este momento la necesidad de trabajar con alguien que recibiera esos teléfonos y que después los vendiera en una tienda próxima, coincidentemente, a la casa de Amelia en Madrid.

Aunque le sonó un poco extraño, Amelia se encontraba desesperada y esta persona le ofrecía la oportunidad de ganar dinero fácil y rápido.

Por su situación económica decidió colaborar con esta persona hasta que encontrase algo un poco más serio.

En concreto el trabajo consistía en que Amelia recibiría los teléfonos en su propia casa.

Una vez en su poder vendería los dispositivos y, como comisión, se quedaría con un veinte por ciento del dinero que sacaba con la venta de cada uno de ellos.

El resto del dinero se lo debía transferir a su supuesto «jefe» a una cuenta extranjera a través de Western Union.

Amelia recibió 27 terminales durante unos 4 meses y en todos ellos siguió las indicaciones que le daba su supuesto jefe, enviando finalmente el dinero a esta persona tras cada venta.

Después de un tiempo empezó a recibir cartas de distintos Juzgados de ciudades de España (Segovia, Toledo, Algeciras, Morón de la Frontera, Albacete, Gijón y Murcia, y otras varias que ahora, de cabeza, no recuerdo).

Unos días más tarde de recibir la primera, igualmente, se encontró con una sorpresa muy desagradable…

Estando dormida, ya por la mañana, recibió varias llamadas a la puerta. Cuando abrió se encontró con la policía, que venía con una orden de registro domiciliario para revisar su vivienda y para detenerla…

La estaban acusado de un delito de estafas por internet.

No se lo podía creer…

Caso 3. Antonio. Sevilla. Préstamo por Facebook.

Antonio necesitaba algo de dinero ya que se encontraba un poco justo en el día a día.

Su banco le había dicho que, al no contar con garantías suficientes de que pudiera devolver el dinero, no podía concederle el préstamo.

Echando un vistazo a su cuenta de Facebook encontró algo que hablaba de préstamos fáciles y rápidos sin ningún tipo de garantía.

Antonio dejó sus datos y se pusieron en contacto con él a través de un teléfono privado.

En esta llamada se le informaba que tenía que enviar distintos documentos y datos personales.

Antonio le entregó todo lo que le pidieron y, cuando estaba esperando que le entregaran el dinero, nadie nunca le dijo nada.. Y hasta hoy…

Después de esto, pasado un tiempo, le llegó una carta del Juzgado civil reclamándole el impago de un préstamo que nunca llegó a pedir. 

Estuvo hablando con el banco que le reclamaba el dinero y, allí mismo, le recomendaron que se pasara por la oficina del Banco de España que hay en Sevilla, su ciudad, para que pidiera información sobre otros posibles préstamos que pudiera tener a su nombre por si acaso…

(Si fuera tu caso o tienes sospechas de que estés siendo víctima de estafas por internet y te pudiera servir, te comento que esto que se pide en el Banco de España para obtener la información de posibles préstamos se llama un «CIRBE».

Para solicitarlo puedes hacerlo a través de este enlace).

En el «CIRBE» no aparecía nada. Después se enteró que allí no encontró nada porque solo se inscriben los préstamos superiores a 9000 Euros, pero la pesadilla continuó…

Además del préstamo inicial, recibió otra reclamación de Cofidís por 1500 € y otra de Cetelem por 2950 €…

Como seguro has podido deducir, habían hecho uso de la documentación de Antonio para solicitar varios préstamos.

El que había realizado las estafas por Internet a Antonio había abierto también varias cuentas en el banco a nombre de Antonio…

Todas las operaciones para la apertura de las cuentas se hacían por internet…

El estafador sacó el dinero con las tarjetas que recibía de cada tarjeta a través de distintos cajeros automáticos.

Al final Antonio se encontró, no solo con que no le daban el préstamo que había solicitado, sino que debía mucho dinero que no podía pagar y que no había disfrutado…

2. ¿Qué puede pasarme?

Estafas por internet. Condenada a dos años de prisión

Lo primero que te digo es que hemos preparado otro artículo para que conozcas, a fondo, en qué consiste el delito de estafa. Para ello hemos preparado el artículo Delito de Estafa para no abogados. 7 claves con todo lo que debes saber.

Aunque la mayor parte del contenido en general sobre el delito de estafa te lo detallo en el Post que te acabo de indicar, te voy a comentar a continuación las consecuencias a las que te puedes enfrentar, tanto si es una estafa normal, como si estamos hablando de estafas por Internet.

Primero te indico qué se considera en la ley una estafa (o estafa por internet). Fíjate bien en lo que te pongo en negrita:

Artículo 248.

1. Cometen estafa los que, con ánimo de lucro, utilizaren engaño bastante para producir error en otro, induciéndolo a realizar un acto de disposición en perjuicio propio o ajeno.

2. También se consideran reos de estafa:

a) Los que, con ánimo de lucro y valiéndose de alguna manipulación informática o artificio semejante, consigan una transferencia no consentida de cualquier activo patrimonial en perjuicio de otro.

b) Los que fabricaren, introdujeren, poseyeren o facilitaren programas informáticos específicamente destinados a la comisión de las estafas previstas en este artículo.

c) Los que utilizando tarjetas de crédito o débito, o cheques de viaje, o los datos obrantes en cualquiera de ellos, realicen operaciones de cualquier clase en perjuicio de su titular o de un tercero.

Aunque no te quiero calentar mucho la cabeza con rollos legales, y aunque te lo explico en el post que antes te comentaba, creo que es importante que le eches un vistazo también a lo que dice la ley sobre las consecuencias, sobre lo que te podría pasar, en el caso de que seas condenado por un delito de estafas por internet:

Artículo 249.

Los reos de estafa serán castigados con la pena de prisión de seis meses a tres años. Para la fijación de la pena se tendrá en cuenta el importe de lo defraudado, el quebranto económico causado al perjudicado, las relaciones entre éste y el defraudador, los medios empleados por éste y cuantas otras circunstancias sirvan para valorar la gravedad de la infracción.

Si la cuantía de lo defraudado no excediere de 400 euros, se impondrá la pena de multa de uno a tres meses.

¿Te imaginas siendo condenado por un delito que no has cometido a un castigo de dos años de prisión y a pagarle a una persona que no conoces de nada una cantidad de 19.000 €?…

Da mal rollo solo pensarlo ¿Verdad?

Estafas por internet. Usurpación de identidad.

Lo normal que suele pasar en este tipo de casos es que habrá juicios en toda España, en un montón de juzgados diferentes de ciudades de todos lados que, seguramente nada tendrán que ver contigo.

Por ponerte un ejemplo, hace un rato tuve una reunión con un chico que le están acusando de estafas por internet sin haber hecho nada. Este chico es de Madrid y el juzgado que se está encargando de investigar el asunto es de la ciudad de San Fernando en Cádiz.

Es conveniente que, si todo esto te suena, te pongas en contacto con un despacho de abogados que tenga capacidad y experiencia para poder defenderte en cualquier punto de la geografía española si fuera necesario.

Para nosotros es algo bastante frecuente que a un cliente lo acusen de estafas por internet y que tengamos que movernos por cualquier sitio de España. Estoy seguro que hay otros muchos despachos que también lo hacen…

Mi consejo en este sentido es que busques, compares y te quedes con el que más confianza te dé.

Al hilo de esto, te recomiendo que le eches un ojo al post ¿Qué debo tener en cuenta para contratar un abogado? Las 6 Cuestiones Clave.

De este modo todo estará más controlado y te evitarás tener que ir contratando a abogados de distintas ciudades, con el aumento de los costes que esto te podría suponer y la locura de tener que hablar con 3, 4, 6 (o los que sean en tu caso) abogados que, al final, hagan que te vuelvas loco.

Por otro lado, para evitar que te detengan, te recomiendo que siempre recojas las cartas que vayas recibiendo del juzgado.

Suena feo y difícil de creer pero, si no te localizan y te tienen que entregar una notificación del juzgado, te pueden detener… Mi experiencia me dice que esto es un shock para cualquier persona que no esté acostumbrada a esto por lo que es importante que lo tengas muy presente.

Te dejo aquí el enlace al post ¿Qué hacer si has recibido una carta del juzgado acusándote de un delito? Las 4 claves para que conozcas más de estas cartas que, con toda seguridad, vas a recibir en breve si aún no las has recibido.

3. ¿Cómo puedo arreglar este lío?

Cuando te digo que esto es un lío a lo mejor no soy muy políticamente correcto pero es importante que entiendas que esto, que te acusen de estafas por internet, normalmente es lo que te digo… un auténtico lío!

Esto es algo que, seguramente, nadie te dirá pero nuestra larga experiencia con asuntos de estafas por internet, nos hace no tener ninguna duda…

Te pueden ir lloviendo notificaciones (cartas) del juzgado, una detrás de otra, en distintos expedientes judiciales, de ciudades de la otra punta de España, de asuntos sobre los que no tienes ni idea de nada, ni de porqué te acusan a ti si tú no has hecho nada, ni de quien lo hace, ni cuando, ni cómo puedes defenderte,…

Es importante que el abogado que se siente contigo, estando tú puntualmente informado, haga todas las gestiones necesarias para recabar una copia de cada expediente judicial, las analice y estudie en profundidad y se siente contigo para darte respuestas a todas tus preguntas.

Debes tener en cuenta si en la carta que has recibido te informan de alguna fecha concreta para que acudas al Juzgado para declarar por estas supuestas estafas por internet ya que, siempre antes, el abogado debe de haber hecho todo lo anterior y debería haber preparado contigo en conciencia esa declaración.

El abogado te debería explicar en esa reunión quienes van a intervenir, quienes te van a preguntar, dónde se va a hacer, cuando tienes que estar tú allí, qué tienes que responder, cuanto va a durar, cómo tienes que hacerlo… Absolutamente todo!

Recuerda que la información es poder… Si sabes a donde vas y qué tienes que hacer seguramente te sentirás mucho más tranquilo.

Estas reuniones de las que te hablo las deberías de tener por cada expediente judicial que haya en tu contra y, al menos, cada vez que vayas a declarar.

Por ejemplo, si te han llegado 14 cartas de 14 expedientes judiciales de estafas por internet (normalmente, como te decía, de asuntos repartidos por muchos sitios de España) tu abogado debería reunirse contigo antes de que declares en cada expediente, al menos:

  • Una vez cuando haya podido recabar una copia del expediente judicial, para informarte a fondo de porqué se te acusa,
  • Y otra antes de que vayas a declarar en cada uno de esos asuntos.

Hay veces que, porque no da tiempo a hacer todas las gestiones antes de tu declaración, no es posible que os reunáis un par de veces antes de tu declaración.

En ese caso mi consejo es que trates de reunirte, al menos, una vez con él y, por supuesto, tratar las dos cuestiones… ¿Te imaginas ir al Juzgado sin que te explique qué tienes que hacer y decir o sin saber a fondo de qué se te acusa?…

Para preparar tu declaración delante del Juez tu abogado debe tener una idea más o menos concreta de qué estrategia vais a seguir para defenderte de la acusación de estafas por internet.

Esto os ayudará a centrar tu declaración de la forma que mejor te interese.

Por otro lado, es importante que tengas en cuenta que hay muchas herramientas que puedes usar, a través de tu abogado, para defender tus intereses.

Entre estas muchas hay una, súper valiosa, para defender tus intereses cuando te acusan de estafas por internet que es la pericial informática.

Aquí te dejo uno de los posts que hemos escrito para que puedas profundizar sobre la pericial informática. Aquí encontrarás uno más que profundiza más sobre este tema.

Mi consejo es que te pongas las pilas desde el primero momento… Antes que nada contrates un abogado que tenga experiencia en estos asuntos y le pidas al abogado que te mantenga informado de cualquier novedad y, sobre todo, que tú también te impliques en el asunto.

Si trabajáis en equipo tú y tu abogado las cosas saldrán mucho mejor.

Si quieres comentarnos tu caso, no dudes en llamarnos o mandarnos un mensajes a través de cualquiera de los medios que aparecen en nuestra web penaltech.com.

Suerte!

 

 

 

Abrir chat